Esprineco, la salvación de los animales abandonados

Con mucha frecuencia, y con especial incidencia en los meses de verano, municipios y barrios de la Región se llenan de animales que son abandonados o nunca han tenido un hogar. La recogida de animales abandonados es un servicio obligatorio por parte de las administraciones locales, por lo que muchas localidades recurren a empresas como Esprineco, que tiene su Núcleo Zoológico en Mazarrón y cuenta con una amplia experiencia en el sector.

El uso de este tipo de servicios es algo común en todo el territorio nacional. La recogida de animales de las calles es un servicio de sanidad pública que muchos ayuntamientos aplican para evitar la expansión de plagas o de animales sin control. «El servicio que nosotros ofertamos es, según la ley, obligatorio. Así podemos evitar que causen accidentes o mordidas. Conseguimos, además, evitar la aparición de camadas indeseadas y el aumento de la población animal incontrolada», destaca Paola Galdón, coordinadora del centro.

Este tipo de empresas están siempre supeditadas a exhaustivos controles por parte de la Administración. Esprineco está bajo el ojo atento del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y la Consejería de Agricultura, ambas encargadas de asegurarse de que Esprineco realiza todas las gestiones conforme a la ley, tiene todas las autorizaciones necesarias y su personal está formado en materia de bienestar animal.

Un nuevo hogar

Cuando se recoge un animal, el primer paso es comprobar la existencia de microchip. «Inicialmente se revisa si tiene identificación, para saber si hay una familia que los está buscando. Si lo tiene, localizamos al dueño para devolvérselo», incide Paola Galdón. Todos los animales que llegan a Esprineco son desparasitado tanto interna como externamente y se les realiza una revisión veterinaria completa, tras lo que se aplican los cuidados necesarios para evitar la transmisión de enfermedades o parásitos. Además de velar por su salud, Esprineco también se centra en el bienestar del animal. Cada día el centro limpia los boxes varias veces y da de comer a los animales. Además, tres veces por semana un grupo de voluntarios se acerca a las instalaciones para jugar y pasear a los perros.

1.Todos los animales que llegan a Esprineco reciben una revisión veterinaria completa

Todos los animales que llegan a Esprineco reciben una revisión veterinaria completa

 

Con el fin de que su vida no quede atada a ese espacio, Esprineco gestiona la adopción de los animales, bien a través de las protectoras que colaboran con ellos o a través de las personas que se presentan directamente en las instalaciones. «Estamos muy orgullosos del trabajo de adopción que realizamos sin ánimo de lucro gracias a las asociaciones que colaboran con nosotros. Con estos grupos tenemos un acuerdo muy restrictivo, ya que para nosotros es muy importante la minuciosidad en la prestación de nuestros servicios. Todo el que trabaja con nosotros tiene que ser muy cuidadoso, pues el objetivo primordial es el bienestar del animal, pero siempre cumpliendo las restricciones legales respecto a la colocación del chip, la vacuna y la documentación en caso de adopción, en especial cuando es al extranjero», remarca Paola Galdón.

Seguir leyendo...